logo6.gif (3524 bytes)

 

[ AMC  ] [ Indice ]

Revista "Archivo Médico de Camagüey" 1998;2(3) ISSN 1025-0255

Instituto Superior de Ciencias Médicas "Carlos J. Finlay". Camagüey

INTERPRETACION DE UN CRIMEN VISTO A TRAVES DE LAS PUPILAS DEL MAESTRO

Tania Yudit Ramírez Torres*; Lic Nohemí Grasso**; Lic Elsa Morales Naranjo***

* Alumna 5to año de Medicina

** Lic en Historia

*** Lic en Español y Literatura

INTRODUCCION

La tragedia del 27 de noviembre de 1871 generalmente se ha expuesto como un hecho aislado, limitada a una inocente travesura estudiantil bárbaramente castigada por el régimen colonial, sin tener relación alguna con la lucha que libraban los cubanos por su independencia.

 

Narrados los hechos de esta manera, los estudiantes de ese primer año de Medicina de 1871 no combatían a España. Cursaban tranquilamente las asignaturas de su carrera, mientras otros, más adultos que ellos combatían con las armas en la manigua o servían a la patria en actividades conspirativas. Muchos eran hijos de españoles, no existían en ellos el fermento revolucionario, no eran insurrectos en potencia. El hecho que motivó la tragedia sólo tenía matiz político en cuanto se les imputaba falsamente haber profanado la tumba del ídolo de los voluntarios, de aquellos que se llamaban a sí mismos los buenos y leales españoles, y por esto, y sólo por esto, se les juzgaba y se les condenaba. (1)

 

 

5.00 a.m., de la mañana del 27 de Noviembre de 1871.

Condenados a muerte por fusilamiento.

Causa: Simples juegos en la plaza del Cementerio Espada, de muchachos de dieciocho a veintiún años de edad, estudiantes de Medicina en ausencia de su profesor. Así como la falsa profanación del nicho de Gonzalo de Castañón.

 

Estudiantes

Delito

Edad

Alfonso Alvarez de la Campa

Tomar una flor del cementerio

16

Anacleto Bermúdez

Jugar con un carro fúnebre

20

José de Marcos Medina

"

18

Angel Laborde

"

18

Pascual Rodríguez

"

19

Carlos Augusto de la Torre

Elegido en un macabro sorteo para redondear la cifra de ocho condenados.

18

Carlos Verdugo

"

16

Eladio González

"

18

Este oscuro hecho fue un escarmiento ejemplar que quiso dar España ante el desarrollo insurreccional y demostró la medida de los extremos a que puede llegar un sistema agonizante. El abominable crimen y el inconcebible proceso judicial que lo precedió, contribuyeron a fortalecer el sentimiento independentista de los cubanos.

 

 

BREVE RESEÑA HISTORICA DE AQUELLA EPOCA

 

De "Año Terrible" fue calificado 1871. La situación para el régimen colonial español era crítica. La administración saturada de funcionarios que como el gobernador político Dionisio López Roberts acechaban la ocasión para amasar fortunas por delaciones, indultos y pago de rescates, que constituían crímenes imperdonables contra la corona española.

 

El 6 de enero era masacrada la familia Mora Mola por elementos del pernicioso régimen colonialista en los montes de Lázaro, Camagüey.

 

El avance de la Revolución Cubana, a pesar de las ofensivas militares españolas contra las fuerzas mambisas, fue una de las causas de la opresión indiscriminada sobre la población civil. Los mambises daban al mundo civilizado un ejemplo de una revolución unificada y organizada, con su Constitución y Gobierno establecidos.

 

El Ejército Libertador asestaba golpes a las tropas del ejército español, como fueron:

 

Los éxitos de Máximo Gómez al invadir Guantánamo.
Los esfuerzos de Martínez Campos fracasaron. Se destacó en estas acciones Antonio Maceo que fue ascendido a Coronel del Ejército Libertador.
En Camagüey, el mayor General Ignacio Agramonte y Loynaz, protagonizó el rescate de Sanguily, el 8 de Octubre, asombrosa proeza que dejó perplejos a los españoles y llenó de admiración a revolucionarios y simpatizantes, con una muestra de valentía, capacidad y voluntad combativa del Ejército Libertador.

 

Esta situación favorable a la causa independentista exacerbaba la ira colonialista y ante la imposibilidad de asestar un golpe definitivo a los mambises se desató su furor en mujeres y niños, como fue la campaña de Balmaseda, ejemplo de violaciones y acto de barbarie. Los colonialistas en su impotencia, asesinaban de manera implacable a los prisioneros insurrectos a quienes no les aplicaban el más elemental respeto de las leyes de la Guerra.

 

El cuerpo de voluntarios era el principal ejecutor de la violencia contrarrevolucionaria en las zonas urbanas. Ellos sembraban el terror, dueño casi absoluto de la ciudad, como lo demuestra su impunidad en acontecimientos, tales como: el saqueo del Palacio Aldama, los sucesos del Teatro Villanueva, el Café "El Louvre" y el fusilamiento de los ocho estudiantes de Medicina el 27 de Noviembre de 1871, expresión de máxima y feroz represalia, que la Metrópoli desataba contra los independentistas cubanos, cuyos principales promotores los voluntarios de La Habana con la complicidad de las más altas autoridades colonialistas. (2)

 

Este horrible hecho sacudió al mundo, ya que estos jóvenes fueron víctimas del horror extremo, de la inhumanidad y la codicia que agobiaban a la patria.

 

Gran repercusión tuvo en nuestro José Martí, que vivía sus dieciocho años de edad, y que sintió, como fervoroso revolucionario, en lo más profundo de su alma, la cruel injusticia cometida frente a la cual se proclamó más de una vez, a lo largo de toda su vida, como lo demuestran los siguientes testimonios:

 

¡ 27 de Noviembre! (Madrid 1872)
A mis hermanos muertos el 27 de Noviembre (Madrid 1872)
El 27 de Noviembre de 1871. Fermín Valdés Domínguez (Madrid 1887)
Los Pinos Nuevos (Tampa, 1891)
El 27 de Noviembre (Nueva York, 1983)

 

 

OBJETIVOS

Profundizar en la literatura y política de Martí y en el hecho histórico del 27 de noviembre de 1871.

 

 

DESARROLLO

Agitador tenaz del odio contra la lucha emancipadora y voceros de los sentimientos archirreaccionarios de los voluntarios, fue el periodista Gonzalo de Castañón. El dirigió el periódico "La Voz de Cuba" y había perecido en un encuentro armado frente a un patriota cubano el 31 de enero de 1870. (3)

 

La falsa profanación del nicho donde se hallaban los restos de Castañón, en el Cementerio de Espada, fue utilizado como pretexto para lograr el criminal fusilamiento de ocho estudiantes de Medicina y la condena a presidio de treinta y uno de sus compañeros. El consejo de guerra dictó otras sentencias de seis meses y de cuatro y seis meses de prisión. Fermín Valdés Domínguez quien había matriculado en la Universidad de La Habana el 19 de Octubre, se encuentra entre los condenados a esta última pena. (4)

 

A finales del mes de noviembre de 1871, Martí se encuentra en España y sufre una recaída de su enfermedad como secuela del presidio. Sauvalle lo aloja en su casa y costea todos los gastos que ocasiona la curación. El enfermo es atendido por los Doctores Gómez Pamo e Hilario Candela y éste realiza una intervención quirúrgica, que lo mejora, aunque su dolencia no desaparecerá totalmente, como lo expresa Martí en el poema "A mis hermanos muertos el 27 de noviembre". (5)

 

En junio de 1872 recibe a Fermín Valdés Domínguez quien embarcara desterrado a España, el 30 de mayo, tras ser indultado de la pena de prisión.

 

El 27 de noviembre de 1872, en las primeras horas de la mañana, circula en Madrid la hoja impresa que redactó Martí y que fue firmada por Fermín Valdés Domínguez y Pedro. J. de la Torre y fue fijada en algunas de las esquinas más públicas de la Corte, titulada "¡27 de noviembre!". Uno de sus fragmentos declaraba: (6)

 

"(...) Y cuando las cabezas han rodado y sonreían al rodar, al por qué de la sonrisa, se ha alzado la mano de los cadáveres para decirnos que no lloremos demasiado, porque hay un límite al llanto sobre las sepulturas de los muertos, y es el amor infinito a la Patria y a la gloria que se jura sobre sus cuerpos y que no teme ni se abate ni se debilita jamás; porque los cuerpos de los mártires son el altar más hermoso de la honra" (OC 1,83)

 

Ese mismo día, pero un año más tarde un grupo de cubanos residentes en la ciudad, ofrecen honras fúnebres en la Iglesia Caballero de García, a los ocho estudiantes de Medicina fusilados en Cuba, en el primer aniversario de su caída. En la noche, en la casa de Sauvallo, Martí pronuncia un discurso; se expresa contra la idea de crear un casino para disfrute de los cubanos que residen en Madrid, y la mayoría de estos apoya su criterio.

 

En 1872 escribe el grandioso poema "A mis hermanos muertos el 27 de noviembre" que es publicado en 1873, firmado solo con sus iniciales (JMP). Aparece en las páginas finales del libro en que Fermín Valdés Domínguez denuncia el crimen cometido por los voluntarios habaneros.

En una de sus estrofas expresa:

"¿Déspota, mira aquí como tu ciego

Anhelo ansioso contra ti conspira;

Mira tu afán y tu impotencia; y luego

Ese cadáver que venciste mira,

Que murió con un himno en la garganta

Que entre tus brazos mutilado expira

Y en brazos de la gloria se levanta!" (OC 17)

 

Martí invita a los asesinos de estos inocentes muchachos a que sientan remordimiento por los bárbaros hechos por ellos cometidos, inmersos en la impotencia contra una nueva nación que se levanta.

 

Murieron inocentemente, pero se convirtieron en banderas, grito y acción de las generaciones que afrontaron los retos del porvenir, frente a la Metrópoli española, y después frente a gobiernos títeres del imperialismo yanqui en Cuba, desde 1902 hasta 1958 que estuvieron presentes en el Moncada y la Sierra.

 

Martí poeta revolucionario, definía como detrás de esta oscura venganza de todos los ojos llenos de lágrimas, aparecería en la raíz misma del pueblo en su razón de ser y futuro, la juventud que forjaría un régimen más justo y mejor, sin la otrora Metrópoli. Luchando por el bienestar y la honra con el estandarte de la guerra nueva.

 

El Apóstol, siente en su alma un himno de grato sacrificio y lucha que anuncia hasta la muerte con inefable hermosura y deleite al dar la vida en beneficio de los hombres. Sólo tenía veintiún años cuando se inspira en estos versos que serán pensamiento y acción en el 95.

 

Especial significación tuvo la intervención Martiana ante la Convención Cubana de Tampa, en la velada conmemorativa del 27 de Noviembre de 1871. El histórico y trascendental discurso conocido como "Los Pinos Nuevos" impresionó por su profunda fe revolucionaria en las jóvenes generaciones de cubanos. Martí confiaba en ellos para emprender y conducir triunfalmente. La heroica tarea de emancipar a la Patria, sin detenerse ante las adversidades. (4)

 

" Del semillero de las tumbas levántanse impalpable, como

los vahos del amanecer, la virtud inmortal, crea la tierra

tímida, azota los rostros viles, empapa el aire, entra triunfante

en los corazones de los vivos; la muerte de jefes, la

muerte de lecciones y ejemplos, la muerte nos lleva el dedo

por sobre el libro de la vida: Así de esos enlaces continuos

invisibles se va tejiendo el alma de la Patria!...."

"Así, en los alzamientos por venir del pueblo más oscuro

saldrá, a triunfar, la gloria! ¡Así del valor oscuro crecerán

los ejércitos de mañana!..

"¡ Cesen ya, puesto que por ellos es la patria más pura

y hermosa, las lamentaciones que solo han de acompañar

a los muertos inútiles!

 

Los pueblos viven de la levadura heroica. El mucho heroismo ha de sanear el mucho crimen (...)"

"Para levantar con la razón de su prueba irrecusable el ánimo medroso de los que duden del arranque y virtud de un pueblo en apariencia indiferente y frívolo, salieron riendo al aula descuidada, o pensando en la novia y el pie breve, y entraron de brazos, en la muerte bárbara"

 

Y el maestro culminaba su discurso:

 

"... y en lo alto de las nubes desgarradas, un pino desafiando la tempestad, erguía entero, su copa, Romía de pronto el sol sobre un claro del bosque, y allí al centellar de la luz, súbito, vi por sobre la yerba amarillenta erguirse, en torno al tronco negro de los pinos caídos, los racimos gozosos de los pinos nuevos: ¡Esos somos nosotros! Pinos nuevos!" (OC.4,283-286)

 

Y en el periódico Patria", el 28 de Noviembre de 1893, Martí, ya inmerso en la actividad febril de preparar el próximo levantamiento independentista, reitera la trascendencia para los revolucionarios del simbólico día en que fueron asesinados los estudiantes de Medicina. En su escrito, el Maestro apunta el magnífico ejemplo de sacrificio que ofrece el terrible suceso, y subraya las dos lecciones que de él saltan:

 

"(...) fue la una, la persistencia en América del alma inmutable de la conquista española, igual en Ovando hace cuatrocientos años, Monteverde hace sesenta y cinco, en los Voluntarios de La Habana, hace dieciocho; la otra, la que levanta el ánimo y se recuerda con más gozo es la capacidad del alma cubana, de aquella misma porción de ella que parece tibia u olvidadiza o inmune, para alzarse sublime, a la hora del sacrificio y morir sin temblar en holocausto de la patria".

 

José Martí reflexiona acerca de este hecho que ha de ser objeto de estudio. En verdad aquel crimen fue estallido de fuerzas hasta entonces confusas, o no tan claramente manifiestas.

 

"El sacrificio de aquellas vidas juveniles, inmoladas para satisfacer la sed de sangre cubana de los voluntarios españoles, no resultó inútil. En muchos despertó la conciencia bélica y más tarde lograda la independencia, fue tradición de honor para el estudiantado cubano. Su recuerdo siempre sirvió de ejemplo a la masa universitaria, no sólo cuando se exigió sacrificio, sino también cuando se luchó por la dignidad ciudadana". "Esta tradición fue la que afines de 1922 y principios de 1923 hizo brotar el gran conflicto universitario para lograr mejoras en la enseñanza, depuración de profesorado, y que hizo surgir a la vida la Federación de estudiantes de la Universidad". (1)

 

 

CONCLUSIONES

Después de un análisis político y cultural de la obra martiana sobre el trascendental hecho histórico ocurrido el 27 de Noviembre de 1871, podemos extraer las ideas siguientes:

 

  1. El hecho histórico tuvo gran repercusión en los sentimientos e ideas martianas a lo largo de toda su vida, y lo demostró en los diferentes artículos que le dedica.
  2. La visión que tiene del hecho, en un comienzo, impacta por la inmensa ira con que narra los acontecimientos, sin detenerse a analizar lo que se esconde detrás de esta barbarie. Luego vemos como Martí con la política por él alcanzada durante los años de constante lucha, expresa de forma exacta y mesurada el análisis que realizó, es decir, fue necesario para fraguar las bases de la próxima guerra independentista.
  3. Se aprecia cómo Martí con su obra refleja claramente la situación política y el marco histórico en que se encontraba sumergida la Isla, así como el sentimiento patriótico que inundaba el alma de la mayoría de los cubanos.

 

 

REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS

  1. Leroy Luis F y Galvez. A cien años del 71 El fusilamiento de los estudiantes La Habana: Edit. Ciencias Sociales;1971:.9, 14, 222.
  2. Por qué ese crimen? Periódico "Adelante". 27 de Nov de 1987.
  3. Ortega J. Bohemia. Nov. 1971.
  4. Periódico Granma. Nov. 1971.
  5. Hidalgo Paz. I José Martí. Cronología 1853-1895. 1ed. La Habana: Editorial Ciencias Sociales; 1975,t17:34,71.
  6. Martí Pérez J. A mis hermanos muertos el 27 de noviembre. En su: Obras Completas. 2ed. La Habana: Editorial Ciencias Sociales; 1975,t17:34,71.
  7. De la Torre P, Valdés Domínguez F. 27 de noviembre. En: Martí Pérez J. Obras Completas 2ed La Habana: Editorial Ciencias Sociales; 1975, t1: 83,85 Libro de Historia. Referencia Bibliográfica.
  8. Martí Pérez J. Los Pinos Nuevos. En Su: Obras Completas 2ed. La Habana: Editorial Ciencias Sociales; 1975, t4: 283-86.

[ arriba

Enviar correo electrónico a WebMaster@shine.cmw.sld.cu con preguntas o comentarios sobre este sitio Web.
Copyright © 1999.  Red electrónica de Salud de Camaguey. Reservados todos los derechos.
Última actualización: 12-08-1999 01:35 PM