Revista Electrónica "Archivo Médico de Camagüey" 2001; 5(1) ISSN 1025-0255

 

Policlínico Comunitario Docente "Carlos Juan Finlay" Camagüey

 

COMPORTAMIENTO DE LOS FACTORES DE RIESGO DE LA ENFERMEDAD CEREBROVASCULAR EN UNA COMUNIDAD

 

Dra. Natacha Pereira Bordelois

Especialista de I Grado en Medicina Interna. Profesor Asistente del Policlínico "Carlos Juan Finlay" Camagüey

 

RESUMEN

Se realizó un estudio descriptivo y transversal sobre el comportamiento de los factores de riesgo de la enfermedad cerebrovascular en los pacientes de 50 años y más pertenecientes al consultorio No.15 del Policlínico "Carlos J. Finlay" de la ciudad de Camagüey, en el período de un año enero-diciembre de 1999. El universo de estudio estuvo constituido por 120 pacientes con edades entre 50 años y más a los que se le aplicó una encuesta que constituyó el registro primario. Los datos obtenidos se procesaron de forma automatizada. La hipertensión arterial fue la enfermedad crónica más frecuentemente hallada, el segundo lugar lo ocupó la diabetes mellitus y el tercero las dislipidemias. El tabaquismo fue el hábito tóxico más representativo en el 63,3%, la obesidad se presentó en el 56,6%. Fue frecuente hallar pacientes con tres ó más riesgos de padecer de una enfermedad cerebrovascular.

DeCS: TRASTORNOS CEREBROVASCULARES; FACTORES DE RIESGO

 

INTRODUCCION

La enfermedad cerebrovascular ocupa un importante lugar como causa de muerte e invalidez en adultos, a medida que se incrementa la esperanza de vida y la población adulta crece, este tipo de enfermedad tiende a incrementarse también. En países desarrollados han disminuido significativamente durante los últimos veinte años y eso ha sido posible gracias a un mayor control de los factores de riesgo que llevan a los individuos a desarrollar un accidente cerebrovascular agudo (1).

En Cuba las enfermedades cerebrovasculares ocupan un importante lugar como causa de muerte en el cuadro de mortalidad nacional, de allí que dentro de los propósitos y derectrices para el mejoramiento de la salud de la población de la tercera edad esta entidad y sus factores de riesgo son objetivos de trabajo para el nivel de atención primaria de salud (2).

Las enfermedades cerebrovasculares siguen siendo un problema en la salud pública de cualquier país. En Estados Unidos por ejemplo, país del primer mundo, mueren por esta causa cada año unos ciento cincuenta mil americanos (3-5).

Se ha demostrado que la frecuencia y la mortalidad por este tipo de enfermedad aumenta con la edad y la presencia de factores de riesgo asociados que llevan al dramatismo de un ataque agudo. El aumento a su vez de la población geriátrica dará lugar a un número cada vez mayor de pacientes afectados por esta enfermedad, de allí la importancia de actuar preventivamente sobre los riesgos que convierten a un individuo en susceptible de padecerla (1).

Se han identificado varios factores de riesgo importantes para la enfermedad cerebrovascular como son: la hipertensión arterial (HTA), las enfermedades cardíacas, diabetes mellitus, las d dislipidemias, el tabaquismo, la obesidad, el uso de contraceptivos orales, el sedentarismo, además de ciertas coagulopatías (6-10).

La clave de la prevención es la modificación de los factores de riesgo y el mejor y mayor manejo

de los mismos, en particular de la HTA (1,3).

Los síndromes clínicos de la enfermedad cerebrovascular se dividen en dos tipos fundamentales: los isquémicos y los hemorrágicos. En los isquémicos puede haber compromiso en vasos de pequeño y gran calibre y su causa puede ser debida a un émbolo o a un trombo, mientras que en los hemorrágicos la lesión puede ser a nivel intracerebral o subaracnoidea. La diferenciación de los subtipos es esencial para el planteamiento del enfoque diagnóstico y el plan de tratamiento del paciente (7-10).

Se ha comprobado que actuando sobre el modo y el estilo de vida de los individuos susceptibles se puede hacer disminuir la incidencia de las enfermedades cerebrovasculares, lo que constituye una de las metas trazadas en los propósitos y directrices para lograr un mayor índice de salud en la población cubana para el año 2000. Es por ello que ha sido objetivo fundamental de este trabajo el conocer cómo se comportan los factores de riesgo en una comunidad atendida por médicos de la familia.

 

METODO

Se realizó un estudio descriptivo y transversal sobre el comportamiento de los factores de riesgo de la enfermedad cerebrovascular en el consultorio No.15 del Reparto Puerto Principe, perteneciente al Policlínico "Carlos J. Finlay" de la ciudad de Camagüey, en el período de enero-diciembre de 1999.

El universo de estudio estuvo constituido por los pacientes con edades entre 50 años y más perteneciente ala población mencionada. A los que se les aplicó una encuesta según criterio de expertos y que constituyó el registro primario de la investigación.

ENCUESTA

Los datos obtenidos se procesaron de forma computarizada utilizando el paquete estadístico Microstat para determinar significación estadística.

Definiciones operacionales:

 

RESULTADOS

Tabla 1. Distribución según grupo de edades y sexo

Grupo de edades

Sexo

Total

 

Femenino

Masculino

Total

 

No

%

No

%

No

%

50 a 59 años

36

30

44

36,6

80

66

60 a 69 años

10

8,3

8

6,6

18

15

70 y más años

10

8,3

12

10

22

18,3

Total

56

46,6

64

53,3

120

100

Fuente: Encuesta (% Calculado en base a 120)

El sexo masculino fue el más representativo en la serie con 64 pacientes (53,3%), las mujeres a su vez estuvieron representadas con 56 casos y un 46,6%. El grupo de edades de 50 a 59 años fue el de mayor número de pacientes, tanto en hombres como en mujeres con 44 (36,6) y 36 (30%) para un 66,6% en este grupo de edades. Iguales resultados obtuvieron Crouse y colaboradores en un estudio sobre factores de riesgo de la enfermedad cerebrovascular (7). Whisnan (9) encontró por su parte que la incidencia de los pacientes aumenta conforme avanza la edad con un predominio de los hombres sobre las mujeres (10).

Tabla 2. Distribución según ocupación y sexo

Ocupación

Sexo

Total

 

Femenino

Masculino

Total

 

No

%

No

%

No

%

Trabajadores

36

30

44

36,6

80

66,6

Jubilados

20

16,6

20

16,6

40

33,3

Total

56

46,6

64

53,3

120

100

Fuente: Encuesta

Treinta y seis de las cincuenta y seis mujeres trabajaban en el momento del estudio. Los hombres por su parte del total de 64 (53,4%) el 36,6% se mantienen aún activos. Los jubilados representaron el 16,6% para ambos sexos, lo cual nos indica lo importante que resulta el mantener a este grupo poblacional libre de riesgos por lo que aún desempeñan para la sociedad.

Tabla 3. Distribución según hábitos tóxicos

Hábitos Tóxicos

SI

NO

Total

No

%

No

%

No

%

Ingestión de bebidas Alcohólicas

54

45

66

55

120

100

Hábito de fumar

76

63,3

44

36,6

120

100

Ingestión de café

67

55,8

53

44,1

120

100

Fuente: Encuesta (5 Calculado en base a 120)

Fueron los fumadores los más representativos con 76 pacientes y un 63,3%, siguieron en orden de frecuencias los tomadores de café con 67 y el 55,8% y sólo en tercer lugar se ubicaron los tomadores de bebidas alcohólicas con 54% para un 45%.

Anderson (2) al estudiar la mortalidad por enfermedad cerebrovascular encontró que los fumadores ocupaban el primer lugar dentro de los hábitos tóxicos referidos por los pacientes y las bebidas alcohólicas ocupan un segundo lugar.

Tabla 4. Factores de riesgo más frecuentes

Factores de riesgo

SI

NO

No

%

No

%

Hipertensión Arterial

106

88,3

14

11,6

Diabetes mellitus

71

59,1

49

40,8

Hiperlipoproteinemias

41

34,1

36

30

Obesidad

38

31,6

52

43,3

Fuente: Encuesta (% calculado en base a 120)

Al finalizar los factores de riesgo presentes vemos que la H.T.A fue la enfermedad crónica más representada en la serie con 106 pacientes y un 88,3%. Los diabéticos le siguieron en orden de frecuencia con 71 y 59,1%; los obesos fueron los menos representados en la serie estudiada.

Wolf encontró en su estudio que la H.T.A. ocupaba el primer lugar en los pacientes estudiados, iguales resultados encontraron otros autores (3-5,10).

Tabla 5. Distribución según número de factoresde riesgo

Número de Factores

No.

%

Un factor

30

25

Dos factores

38

31,6

Tres o más factores

52

43,3

Total

120

100

Fuente: Encuesta (% Calculado en base a 120)

Fue frecuente hallar pacientes con tres o más factores de riesgo, lo que conlleva a que los individuos sean más susceptibles de padecer una enfermedad cerebrovascular.

Whishant (9) al estudiar la epidemiología de la enfermedad cerebrovascular plantea que la posibilidad de la asosiación de tres o más factores convierte a los individuos en muy susceptibles de sufrir un ataque agudo por una enfermedad cerebrovascular.

 

DISCUSION

La distribución de los grupos de edades en los pacientes estudiados, asi como el predominio del sexo masculino se comportó de forma similar a lo reportado internacionalmente (1,3-7).

El presente estudio confirmó que es vital actuar sobre los factores de riesgo pues un 80% de los pacientes se encontraban aún activos desde el punto de vista laboral, para evitar que estos individuos sufran un ataque agudo y dejen de estar aptos desde el punto de vista social.

Se evidenció que los hábitos tóxicos son frecuentes en este grupo poblacional, y el hábito de fumar el que mayor número de adictos present. La asociación de tres o más factores de riesgo fue lo más representativo del estudio. La HTA ocupó el primer lugar dentro de las enfermedades crónicas, seguida de la diabetes mellitus y las dislipidemias, lo que coincide con lo reportado por otros autores internacionales (9, 10).

Se concluye que el analizar los factores de riesgo de la enfermedad cerebrovascular interesan las siguientes variables:

 

ABSTRACT

A descriptive, cross-sectional study was performed about the behavior of de risk factors of cerebrovascular disease in community (Health Clinic No. 15) in patients 50 years and over, belonging to "Carlos J. Finlay"Polyclinic of camagüey city, within one-year period, January to December, 1990. The study universe was composed of 120 patiens of 50 years and over, who participed in surver, according to experts criteria by the author of the investigation, and that constituded the primary register.

Data obtained were automatically processed.

Arterial hypertension was the most frequent chronic disease found, the second being Diabetes Mellitus, and the third Dislipidemias.

Smoking was the most representative toxic habit in 63,3% obesity 56,6%. It was frequent to find patients with con three or more risk of suffering from a cerebrovascular disease.

DeCS: CEREBROVASCULAR DISORDERS; RISK FACTORS

 

REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS

  1. Mark J, Alberto MD. Diagnóstico de accidentes cerebrovasculares. Tribuna Médica. 1994; 82(23).
  2. Cuba. Ministerio de Salud Pública. Indicaciones para el control de las enfermedades no transmisibles. OPD-2000. La Habana:MINSAP; 1994.
  3. Caraway WN. The declining incidence of stroke in the United State and Rochester, Minnessota Stroke 1992;13(6);449-52.
  4. Anderson G.L. Comparison of trends in mortality from stroke in United State. Stroke 1995; 300(9):804-9.
  5. Whisnant JP. The role of the neurologist in the decline of stroke. Ann Neurol 1993;14(1);1-7.
  6. Klassen AC. Cerebral Ateroesclerosis in selected chronic disease state. Atherosclerosis 1993; 18(2):321-36.
  7. Collaborative Grup of the Study of Stroke in women and increased risk of cerebral ischemia or thrombosis. N Engl J Med 1993;288(77):871-8.
  8. Crouse JR. Risk Factor for extracranial carotid artery atheroesclerosis. Stroke 1997;18(6):990-6.
  9. Whisnant JR. Epidemiology of stroke. Emphasis on transient cerebral ischemia attacks and hypertension. Stroke 1994;500;68-70.
  10. Wolf PA. Risk Factors of stroke. (editorial) Stroke 1995;16(3):359-60.