Profesor  y revolucionario cabal

 


 

 

 


Recientemente tuvimos que lamentar la pérdida de nuestro compañero Ezequiel Bueno Barreras, quien al fallecer se desempeñaba como Jefe de la Cátedra de Ortopedia en el hospital “Manuel Ascunce Domenech”.

El profesor Bueno había nacido en Cascorro el 20 de diciembre de 1936, estudioso y entusiasta, como lo fue siempre, se graduó de médico en el año 1964 en la Universidad de La Habana.

Durante su vida estudiantil tuvo siempre una actitud  decididamente revolucionaria. En el año 1959 se integra a las Milicias Nacionales  Revolucionarias,  y más tarde a la reserva desde 1965, año este en que obtuvo la militancia  del Partido Comunista de Cuba.

Cuando se requirió su presencia  en la trinchera no vaciló en acudir a la hermana nación de Viet Nam, enfrentada entonces a la guerra imperialista impuesta por Estados Unidos.

Fuera de nuestras fronteras también nos representó en varias misiones de ayuda científico docente.

Por su digna ejecutoria fue elegido para atender la esfera de la salud en el Poder Popular y el PCC desde 1977 a 1986.

Como docente, el inolvidable profesor Bueno comenzó a desempeñarse en 1967. Posteriormente alcanza la categoría de Profesor Titular en 1997. Por su meritorio trabajo en la docencia fue nombrado Profesor  Consultante en 1999.

Al morir ostentaba varias condecoraciones impuestas por el Consejo de Estado.

Formador de toda una generación de ortopédicos, líder e indiscutido guía  de la docencia de su cátedra, era una persona  de proverbial sencillez, un amigo  franco y un revolucionario cabal.

Honramos su memoria todos los que le conocimos y sirva este texto como testimonio del respeto que le profesamos todos los miembros  del Consejo Editorial de la revista Archivo Médico de Camagüey.

 

Por el Dr . Carlos del Risco Turiño