Revista "Archivo Médico de Camagüey" 2002; 6 (Supl 2) ISSN 1025-0255

 

 

Hospital Provincial Docente“Manuel Ascunce Domenech"

 

 

POSIBLES CAUSAS DEL MAL PRONÓSTICO DE LOS PACIENTES CON NEOPLASIAS DE PÁNCREAS EN NUESTRO MEDIO

 

 

Dr Jimmi Ríos Pérez

 

 

 Especialista de I Grado en Cirugía General.

 

RESUMEN

Se realizó un estudio descriptivo transversal, para investigar posibles causas del mal pronóstico de las neoplasias de páncreas en el Hospital Provincial Docente “Manuel Ascunce Domenech”, en Camagüey, de 1995 – 1997. Después del estudio de las historias clínicas, se reunieron las variables necesarias, en el análisis de las mismas se apreció que: el 53,4 % de los pacientes presentó un tiempo de evolución de las manifestaciones clínicas superior a los 15 días, el 100 % de ellos fue atendido antes del ingreso, con diagnóstico distinto al de la enfermedad, en el 70 % de los pacientes el diagnóstico al ingreso fue negativo, el 35 % presentó un tiempo preoperatorio superior a los 15 días. La mortalidad perioperatoria fue del 43,3 %. Durante la investigación se constató la existencia de elementos casuales modificables, dependientes del paciente, del médico que asiste y la institución; elementos a tener en cuenta con el objetivo de mejorar el pronóstico de los pacientes afectos de neoplasia de páncreas.

DeCS: NEOPLASMAS PANCREÁTICOS; PRONÓSTICO

 

 

INTRODUCCIÓN

La frecuencia del cáncer de páncreas ha ido aumentando en los últimos años. (2) Se plantea que el pronóstico de los pacientes con cáncer de páncreas es particularmente grave, solo el 1 % de éstos pueden curar con los procedimientos quirúrgicos actuales, luego de manifestarse el tumor una supervivencia de cinco años la alcanza menos del 5 %. (2) En otras series se han obtenido índices de resección alentadores, con mortalidad postoperatoria baja y con índices de supervivencia de cinco años de hasta el 37 %. (3 – 8) En un estudio realizado en nuestro hospital se recogió un índice de resecabilidad de hasta un 19 %. (9) ¿Por qué los diferentes resultados? ¿pudiera ser que además de las características propias de la neoplasia de páncreas influyan otros elementos en el pronóstico de estos pacientes? Dar respuesta a esta interrogante es el objetivo de nuestro trabajo y, en última instancia, influir positivamente en el pronóstico de los pacientes portadores de cáncer de páncreas en nuestro medio.

 

MÉTODO

Se realizó un estudio descriptivo transversal en el Hospital Provincial Docente “Manuel Ascunce Domenech” de Camagüey, entre 1995 y 1997, para conocer las posibles causas del mal pronóstico de los pacientes con cáncer de páncreas confirmado por histología. Se revisaron las historias clínicas de las cuales se obtuvieron las variables: tiempo de evolución de la enfermedad, atención médica previa, diagnóstico al ingreso, tratamiento, técnica, tiempo preoperatorio, mortalidad postoperatoria. Los mismos se expresaron en forma cuantitativa y porcientos.

 

RESULTADOS

Los pacientes que padecieron de cáncer de páncreas presentaron un tiempo de evolución de las manifestaciones clínicas superior a los 15 días en el 43,4 % de ellos; solamente el 23 % acudió al médico en los primeros siete días de iniciadas las manifestaciones clínicas. (tabla 1).

Tabla 1. Tiempo de evolución de las manifestaciones clínicas de los pacientes con cáncer de páncreas

Tiempo de evolución

Número de pacientes

Porcentaje

Menor o igual a 7 días

8 – 15 días

16 – 30 días

Mayor o igual a 31 días

Total

7

7

4

12

30

23,3 %

23,3 %

13,3 %

40,1 %

100 %

Fuente: Encuesta

A los treinta pacientes estudiados, con atención médica previa al ingreso, se les había dado un diagnóstico distinto al de su enfermedad; el de enfermedad gastroduodenal predominó en el 36,7 % de los pacientes. Durante el ingreso en nuestro hospital, el 70 % de  ellos presentó diagnósticos distintos al de su enfermedad. (tabla 2)

Tabla  2. Comportamiento del diagnóstico clínico al ingreso de los pacientes con cáncer de páncreas

Diagnóstico

Número de pacientes

Porcentaje

Positivo

Negativo

Total

9

21

30

30 %

70 %

100 %

Fuente: Encuesta

 

Recibieron tratamiento quirúrgico solamente 20 enfermos (66,7 %), en todos los casos se trató de operaciones paliativas, basadas en derivaciones biliodigestivas y gastroentéricas. El tiempo preoperatorio, después de realizado el diagnóstico definitivo, se presentó en el 35 % de los pacientes por encima de los 15 días, a cuatro pacientes se les realizó el diagnóstico en el acto operatorio. (tabla 3).

Tabla 3. Tiempo transcurrido durante el preoperatorio de los pacientes con cáncer de páncreas

Tiempo

Número de pacientes

Porcentaje

4 – 7 días

8 – 14 días

15 – 22 días

Diagnóstico en la intervención

Total

4

5

7

4

20

20 %

25 %

35 %

20 %

100 %

   Fuente: Encuesta

La mortalidad perioperatoria de nuestros pacientes fue del 43,3 %. De los pacientes con ictericia falleció el 52,2 % de los tratados antes de los 30 días del postoperatotio. (tabla 4)

Tabla 4. Pacientes con cáncer de páncreas fallecidos antes de los 30 días en los, en relación con la presencia de ictericia

Fallecidos

Pacientes

Antes de 30 días

Pasados 30 días

Total %

Ictéricos

No ictéricos

12 (52,2 %)

1 (14,2 %)

11 (47,8 %)

6 (85,8 %)

23 (100 %)

7 (100 %)

Fuente: Encuesta

 

DISCUSIÓN

El tiempo de evolución de las manifestaciones clínicas en las neoplasias del páncreas es variable, según las diferentes series, un estudio reportó seis meses de evolución de las manifestaciones clínicas en el 30 % de los pacientes. (1) Otros estudios concluyen que en la mayoría de ellos existen síntomas antes de ser vistos por primera vez.. (10) Este prolongado tiempo de evolución influye negativamente en el pronóstico, pudiera ser el resultado de la valoración no adecuada por parte del paciente de los síntomas con llegada tardía a los servicios de salud. A lo anterior, se suma que cuando los pacientes asistieron por primera vez al facultativo, este no realizó un diagnóstico de certeza, tratando al paciente por enfermedades distintas a su padecimiento, a pesar de presentar síntomas sospechosos, lo que demoró la atención médica requerida por el paciente. Durante la admisión el diagnóstico fue impreciso en el 70 % de los enfermos, lo cual provocó aun más dilación en el tratamiento. Estos pacientes fueron derivados a otros servicios donde tienden a cambiar el enfoque diagnóstico y terapéutico, por lo que llegan a las manos del cirujano con una mayor evolución de su enfermedad y las consecuencias negativas que ésta entraña. Solamente el 66,7 % de ellos se sometieron a tratamiento quirúrgico, el que estuvo limitado a operaciones paliativas. En la bibliografía revisada el porciento de realización de este tipo de cirugía oscila entre el 23 % al 70 %. (1, 2, 8, 11-13) En nuestro estudio el 100 % de los pacientes recibieron tratamiento paliativo, quirúrgico o médico.

La resección pancreática es la única posibilidad de cura de los pacientes con cáncer de páncreas, nuestros resultados están muy lejos de este objetivo. Diferentes series presentan porcientos de resecabilidad de hasta el 21,9 % (3, 6 – 8), Sherrellda, del 38 %; Tsuchiya del 99 %.(14,15) Los pacientes operados presentaron una mortalidad perioperatoria elevada. Según la bibliografía, la mortalidad a los 30 días de quienes son objeto de una derivación como único proceder, oscila entre el 3 % y el 9,3 %. (3, 6, 8, 10, 18, 19) Los pacientes llegan al acto operatorio ya con una enfermedad muy avanzada a causa de los diagnósticos erróneos, al decidirse la operación el período preoperatorio se incrementa perpetuándose la ictericia, con sus efectos adversos para la biología del paciente, sin realizarse el más mínimo proceder para descomprimir la vía biliar, hecho bien justificado en la actualidad. (1, 10, 11) De forma general los pacientes que presentaron ictericia sufrieron una mortalidad a los 30 días superior a los no ictéricos, lo que puede explicarse por los efectos de la ictericia prolongada, estadio avanzado de la enfermedad y trauma quirúrgico.

Independientemente de la bien ganada fama de las neoplasias del páncreas, como una neoplasia de alta mortalidad, factores modificables, dependientes del paciente y del médico, en ocasiones carente de la sensibilidad diagnóstica necesaria, y factores dependientes de esquemas de flujo y protocolos de manejo no adecuados, pueden influenciar negativamente en los pacientes con neoplasia de páncreas y sus resultados

 

ABSTRACT

A descriptive cross-sectional study was carried out with the aim of investigating possible causes of bad prognosis of pancreatic neoplasms at "Manuel Ascunce Domenech" Provincial Hospital in Camagüey, from 1995 to 1997. After the study of medicle records, necessary  variables were gathered with the analisys of them, it was obtained the: 53,4 % of patients presented an evolution time of clinical manifestations greater than 15 days, 100 % of patients was assisted before admission, with different diagnosis of the disease, in the 70 % of patients the diagnosis at admission was negative, 35 % presented a preoperative time greater than 15 days. Perioperatory  mortality was 43,3 %. During investigation, casual elements modifiable dependent of patient, doctor that assists and the objective of improving prognosis of patients suffering for pancreatic neoplasm.

DeCS: PANCREATIC NEOPLASMS; PROGNOSIS

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

1. Fonseca RM, Calderín JMD. Cáncer de Páncreas. Revisión del tema y presentación de 42 casos operados. Revista Acta Médica 1988; 2 (2): 116 – 41.

2. Sánchez P. Adenocarcinoma de Páncreas. ¿Es frecuente su diagnóstico precoz? Revista Cirugía y Cirujanos 1996; 64 (6): 120 – 5.

3. Gall FP, Kessler H, Hermanek P. Surgical Treatment of ductal pancreatic carcinoma. Eur J Surge Ondel 1991; 17: 173 – 81.

4. Baumel H, Hugvier-Handerscheid JC, Fabre JM, Houry S, Fagot H. Results of resection for cancer of the exocrine pancreas: A study from French Association of Surgery. Br J Surg 1994; 81: 102 – 7.

5. Bakkevold AKE, Arnesjo B, Kambestad B. Carcinoma of the Pancreas and papilla of vater. Assessment of resectability and factor Influencing resectability in stage I carcinomas. A prospective multicentre trial in 427 pets. Eur J Surge Oncol 1992; 18: 494 – 507.

6. Russell RCG. Surgical resection for cancer of the pancreas. Baillines Clin Gastroenterol 1990; 4: 889 – 916.

7. Trade M, Schwall G, Saeger HD. Survival after pancreatoduodenectomy. 118 resections without an operative Mortality. Ann Surge 1990; 4: 889 – 916.

8. Manabe T, Ohlshio G, Baba N. Radical pancreatectomy for ductal carcinoma of the head  of the pancreas cancer. Surgery 1989; 64: 11, 32 – 7.

9. Pila R P, Amador JB. Cáncer de Páncreas. Estudio de 100 casos Revista Cubana de Medicina 1986; 25 (5): 477 – 85.

10. Rossif  R. Cáncer de Páncreas: Estado actual y perspectivas. Revista Chilena de Cirugía 1996; 48 (1): 3 – 20.

11. Bramhall Sr. Tratamiento y supervivencia de 13 560 pacientes con cáncer pancreático e incidencia de dicha enfermedad en las West Midlands: Un estudio epidemiológico. Br J Surg 1995; 82: 11 – 115.

12. Rivera M. Cáncer de Páncreas: Experiencias Clínicas de 12 años. Revista Chilena de Cirugía 1997; 94 (4): 373 – 7.

13. Espinosa RG. Gastroyeyunoanastomosis en el cáncer irresecable de páncreas. Revista Chilena de Cirugía 1996; 48 (4): 343 – 7.

14 . Álvarez C, Livingston EH, Ashley SW, Schwarz M, Reber HA. Cost-benefit. Analysis of the Work-up for Pancreatic Cancer. A M J Surg 1993; 165: 53 –60.

15. Crist DW, Cameron JL. The Current status of the Whipple operation for periampullary carcinoma. Am Surg 1992; 25: 21 – 49.

16. Huguier M, Baumel H, Mandercheid JC, Houny S, Fabre JM. surgical Palliation for unreseced cancer of the exocrine pancreas. Eur J Surg Oncol 1993; 19: 342 – 7.

17. Neuberger TJ, Wade TP, Swope TJ, Vigo K S, Johnson FE. Palliative operations for pancreatic cancer in the hospitals of the US Department of Veterans of Fair From 1987-1991. Am J Surg 1993; 166: 632 – 7.

18. Van Heerden JA, Mcllrath DC, Ilstrup DM, Weitand LH. Total pancreatectomia for ductal carcinoma of the pancreas: an update. World J Surg 1988; 12: 658 – 62.

19. Tsuchima R, Noda T, Horada N. Collective Review of Small carcinomas of the páncreas. Ann Surg 1986; 23: 77 – 81.