Archivo Médico de Camagüey 2004;8(2) ISSN 1025-0255

 

 

Centro Provincial de Higiene y  Epidemiología de Camagüey

 

 

 

ACTIVIDAD DE LA ENZIMA GLUCOSA 6 FOSFATO DESHIDROGENASA ERITROCITARIA EN UN GRUPO DE POBLACIÓN GEOGRÁFICAMENTE HETEROGÉNEA

 

 

Dr. Charles T. Vázquez Drake*; Dr. Juan Carlos Piña Napal**

 

 

* Especialista de I Grado en Laboratorio Clínico.

** Especialista de I Grado en Bioquímica Clínica. Máster en Genética Médica.

 

 

RESUMEN

 

 Se realizó  un estudio de actividad de la enzima glucosa 6 fosfato deshidrogenasa (G-6-P-des-H) en suspensiones eritrocitarias procedente de muestras tomadas a un grupo de 626 estudiantes provenientes de África, América Central y el Caribe, América del Sur y Asia, que ingresaron a nuestra provincia entre noviembre de 1999 y noviembre de 2000. Se utilizó el método cualitativo de Breger basado en la reducción enzimática del azul de metileno. Las pruebas se realizaron en el Centro Provincial de Higiene y Epidemiología de Camagüey, Cuba. Se constató que el 2.87 % del grupo estudiado presentó deficiencias en la actividad de la mencionada enzima; el 25 % de las personas de raza negra estudiadas fue portador del defecto enzimático, y que entre las personas originarias del África Subsahariana   la deficiencia  citada tuvo la mayor incidencia.

DeCS: GLUCOSAFOSFATO DESHIDROGENASA

 

 

INTRODUCCIÓN

 

La deficiencia de la enzima glucosa 6 fosfato deshidrogenasa (G-6-p-des H) fue descrita por Carlson y Fischer en 19661, quienes estudiaron su cinética en suspensiones eritrocitarias, pero en 1971 Beutler realizó un estudio detallado de los efectos de dicha enzima en diversos grupos poblacionales y sugirió el origen genético de esta deficiencia, así como que la trascendencia de este defecto es una síntesis insuficiente de esta enzima o la producción de moléculas cualitativamente inapropiadas. 2

Aún cuando la forma más grave de esta deficiencia conduce a un cuadro hemolítico severo en el recién nacido, lo más frecuente es una expresión parcial en la que coexisten poblaciones sanas de eritrocitos y con el defecto3, lo que sí es compatible con la vida.

La mayor incidencia de esta deficiencia se ha encontrado en: a-Grupos de raza blanca de la Cuenca Mediterránea (Italia y Grecia y del Cáucaso), b- Grupos poblacionales oriundos de Oriente y Oceanía  (China Meridional, Filipinas y Malasia), c- Poblaciones de raza negra de África Austral y Central, donde ocurre la mayor incidencia a nivel mundial.1,4

Para que se exprese esta deficiencia el eritrocito debe exponerse a situaciones metabólicas extremas como las producidas por la exposición a sustancias de alto poder oxidante;4,5 una lista muy incompleta de estas sustancias es la siguiente:

 

I-                    Fármacos: sulfas, penicilinas, estrectomicina, quininas, primaquina, nitrofurantoina, ácido salicílico, metilhidantoina.

II-                  Otras sustancias: lecitinasas (presentes en el veneno de insectos), solventes orgánicos y aditivos químicos como alfa naftol y naftoquinona.

 

Aprovechamos la obligatoriedad de investigar esta enzima en el personal procedente del extranjero que estudia en nuestra provincia con fines farmacoepidemiológicos y decidimos analizar los resultados de este estudio en una muestra de población muy heterogénea desde el punto de vista geográfico.

 

 

MÉTODO

 

Se realizó estudio de la G-6-p-des H en suspensión eritrocitaria, utilizamos el método de Breger (1968) que se fundamenta en la reducción del azul de metileno por la mencionada enzima4,6, el resultado es la pérdida del color azul en el colorante al final de la reacción lo que ocurre si hay integridad en dicha enzima6.  Es el método recomendado en nuestro Sistema Nacional de salud.7,8

Los datos obtenidos se expresan en forma de tablas y se utilizó el análisis porcentual para identificar diferencias en cuanto a la frecuencia en cada variable.

 

 

RESULTADOS

 

Se constató que el mayor porcentaje de positividad correspondió al sexo masculino (tabla 1).

 

Tabla  1. Distribución de los pacientes estudiados y de los diagnosticados en cuanto a sexo

Sexo

Femenino

Masculino

Total

Total estudiado

285

341

626

Casos positivos

3

15

18

Porcentaje

1.05 %

4.39 %

2.87 %

 

Una distribución similar concerniente a composición racial mostró que la mayor cantidad de pacientes con el defecto enzimático pertenecieron a la raza negra (tabla 2).

 

Tabla 2. Distribución de los pacientes estudiados y de los diagnosticados en cuanto a la raza

Raza

Blanca

Negra

Mestiza

Total

Total estudiado

101

260

265

626

Casos Positivos

2

13

3

18

Porcentaje

1.98 %

5 %

1.13 %

2.87 %

 

En cuanto a la procedencia geográfica de los individuos portadores del defecto fueron los procedentes de África Subsahariana y de África del Norte los de mayor incidencia (tabla 3).

 

Tabla 3. Distribución de los pacientes estudiados y de los diagnosticados en cuanto a procedencia geográfica

Zona Geográfica

Total de estudiados

 Casos Positivos

Porcentaje

África Subsahariana

309

10

3.23 %

África del Norte

162

5

3.8 %

América Central y Caribe

86

2

2.32 %

América del Sur

67

1

1.49 %

Asia

2

0

0 %

Total

626

18

2.87 %

 

 

DISCUSIÓN

 

El total de casos positivos a la prueba de Breger representó el 2.87 % del grupo estudiado, pero la incidencia de el defecto enzimático resultó mayor en el sexo masculino donde el 4.39 % resultó afectado; se constató además un 1.5 % de pacientes con la afección en el sexo femenino; algo similar se reporta entre poblaciones europeas2 y en Norteamérica.3 Los estudios realizados en algunas regiones de nuestro país demuestran igualmente una incidencia mayor entre personas del sexo masculino, tanto en las provincias orientales8 como entre los portadores de la afección en Ciudad de La Habana. 7,9

Los pacientes pertenecientes a la raza negra fueron los más representados en el grupo de portadores de la deficiencia enzimática, 13 de los 18. Se constató que el 5.0 % del total de casos estudiados de raza negra resultó positivo a la prueba de Breger, lo que ocurrió  sólo en el 1.13 % de los estudiados (mestizos) y el 1.98 % en la raza blanca, respectivamente.

La mayor incidencia en la raza negra ha sido descrita en extensas revisiones sobre la enfermedad,5,10 esta deficiencia se asocia a esta raza desde las primeras descripciones de dicha entidad, tal como ocurre en otras enzimopenias eritrocitarias.1,2 Por otra parte, se ha notado una similar proporción en la incidencia de este trastorno entre personas de raza negra en estudios realizados en nuestro país.9-13 

Las personas procedentes del África Subsahariana fueron las más representadas entre los pacientes diagnosticados con deficiencia de G-6-p-des H, con un 3.23 % de casos positivos a la prueba de Breger, este resultado coincide con estudios similares de otros autores.14,15  Observamos además que un 3.08 % de las personas procedentes de países árabes de África del Norte portaban el defecto y que entre los provenientes de América Central y el Caribe el 1.49 % resultó afectado; otras investigaciones precedentes señalan que fenómenos sociodemográficos como el mestizaje y las migraciones de grupos raciales han influido en que este defecto enzimático pueda ser detectado en la actualidad en todos los grupos raciales y en varias latitudes geográficas.3,4

 

 

CONCLUSIONES

 

1-       De los 626 pacientes sometidos a la prueba de Breger sobre la actividad de G-6-p-des H, 18 resultaron positivos para un 2.87 %, índice similar al encontrado por otros autores.

2-       La mayor parte de los positivos fueron aportados por pacientes del sexo masculino con 15, para un 81.0 %.

3-       Entre los sujetos con esta deficiencia enzimática, el mayor número correspondió a la raza negra con 13 pacientes para un 81.0 %, relación similar a la encontrada por casi la totalidad de los autores.

4-  Las regiones de África del Norte, África Subsahariana, así como América Central y el Caribe,  fueron las más representadas entre los casos con deficiencias de la G-6-p-des H, constituyeron el 3.8 %, 3.23 % y 2.32 % de incidencia con respecto al total de pruebas realizadas.

 

ABSTRACT

 

A study of the glucophosphate dehydrogenase (G-G-P-des-H)) enzyme activity in erytrocyte suspensions from the samples taken to a group of 626 students coming from Africa, Central America and Caribbean, South America and Asia who were admitted in our  province from November  1999 to November 2000. The qualitative method of Breger based on the enzymatic reduction of Methilene Blue, was used. Test were performed at the Provincial Centre of Hygiene and Epidemiology of Camagüey, Cuba. It was proved that the 2,87 % of the group studied, presented  deficiencies in the activity of the mentioned enzyme, as well as the 25 % of persons of black skin  studied, were carriers of the enzymatic defect and that among persons from Subsaharian Africa, the said deficiency had  the higher incidence.

DeCS: GLUCOSEPHOSPHATE DIHYDROGENASE

 

 

 REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

 

1-           King J. Enzimología clínica práctica. Madrid: Ed Acribia–Zaragoza; 1998. p 110– 4.

2-           Duncan R, Easman R. Hematología clínica. T1. 9 ed. Madrid: Ed Paz–Montalvo; 1994. p 227–36.

3-       Wosner S. Anemias hemolíticas enzimopénicas: aspectos clínicos y hematológicos. Rev San 1997;16(4):237–55.

4-       Valentine W. Glucose–6–phosphate dehydrogenase deficiency and age. The Lancet 1999;6(2):132–47.

5-       Robertson A. Trastornos genéticos del metabolismo eritrocitario. Rev Clin Nort Amer 1997;53(17):113–26.

6-       Saenz M, Caruso C, Axelrod R. Accumulation of methilene blue by metabolizing erytrocytes. J Clin Lab 1999;32(18):145–7.

7-       Pascual C. Deficiencia de glucosa 6 fosfato deshidrogenasa en un grupo de población de Ciudad de La Habana. Rev Cenic 1990;8(2):11–9.

8-       Benavides Pompa Y. Déficit de glucosa 6 fosfato deshidrogenasa.: estudio en donantes de sangre en Santiago de Cuba. Rev Cub Hemat e Inmun 1998;7(12):28–34.

9-       Estrada del Cueto M. Estudio de bases moleculares de la eritroenzimopatía. Rev Cubana Hemat e Inmun 1997;8(31):67–76.

10-    Pearlson P. Deficiencia de G-6-p-d y trastornos relacionados con la vía del fosfato de pentosa. Amer J. Med 1999;11(41):4–51.

11-    Finlay Villalvilla J. Estrategias de uniformidad en el diagnóstico de enfermedades de áreas tropicales. Rev Cubana Med Trop 1998;11(7):110–25.

12-    Fraytel J. Miller L. Errores enzimáticos en el metabolismo de las células sanguíneas. Barcelona: Ed Paz Montalvo; 1998. p 110– 23.

13-    Roy R. Pharmacological relationship between chemiotherapy and metabolic pathway of red cell. Bol Ofic Sanit Pam 1997;14(8):127–39.

14-    Shrago B, Starkoff V. The effect of somedrug on the enzymatic and non enzymatic oxidation of reduce pyridine nucleotides. J. Of intern Med 1999;60(14):9–21

15-    Waillord J. Use and interpretation of red cell enzymatic test. 3rd. Ed. New York: Ed Jims; 1997. p 178–90.

 

 

Correspondencia

Calle Cisneros # 203, bajos

Camagüey  70 100, Cuba

 charles@finlay.cmw.sld.cu