Archivo Médico de Camagüey 2004;8(4) ISSN 1025-0255

 

 

Dr. Dalberto Rafael Lacoste Aguirre

 

Nació el 25 de diciembre de 1922 en Limonar, Matanzas, en el seno de una familia de origen obrero. Hijo de Rafael y María Isabel. Cursó sus primeros estudios en su pueblo natal y se  trasladó a Matanzas, donde concluyó con resultados satisfactorios el bachillerato en 1944. Posteriormente residió en la capital, allí trabajó como inspector de limpieza de calles y realizó estudios como técnico de laboratorio en un consultorio privado de la barriada de Lawton.

A principios de la década del 50 se incorporó al “Movimiento 26 de Julio”, realizó labores dentro de las células revolucionarias de base en la venta de bonos de esta organización en la sección de Guanabacoa. En 1954 comenzó a laborar en la clínica privada Santo Cristo de Limpias, Ciudad de La Habana, a la vez inició sus estudios universitarios de medicina que fueron interrumpidos por el cierre de este recinto. Se  graduó de Doctor en Medicina el 25 de julio de 1962, abandonó la clínica para trasladarse junto con su esposa Eugenia A. Piñar, profesora de la escuela de enfermería a Camagüey con el objetivo de cumplir el servicio social rural. Comenzó a trabajar como médico general en el Hospital Provincial “Manuel Ascunce Domenech”, dedicó todo su empeño y energía a la incipiente anestesiología donde laboró en diferentes centros hospitalarios.

En 1971 fue convalidado y recibió el título de Especialista de I Grado en Anestesiología y Reanimación.

Desde 1974 inició sus labores en el Hospital Pediátrico Provincial “Dr. Eduardo Agramonte Piña” donde trabajó ininterrumpidamente durante 30 años, se destacó en la docencia  y en la actividad científica, participó en eventos nacionales e internacionales, entre ellos el “I Congreso Nacional de Anestesiología” que se efectuó del 22 al 25 de mayo de 1975 y el “I Congreso Nacional de Estomatología Pediátrica” en 1987. Se desempeñó como Jefe del Servicio de Anestesia del centro por más de 20 años.     

Desde que se crea la cátedra de anestesiología en nuestra provincia fue profesor fundador de la misma, recibió la distinción en 1978 por pertenecer al primer claustro de profesores de la Universidad de Camagüey (Facultad de Ciencias Médicas), predicó con su ejemplo, modestia y ética profesional en la formación de alumnos de pregrado y de los futuros anestesiólogos, fue presidente de los tribunales estatales, además de asesorar y tutorar múltiples tesis de grado.

Por su alta capacidad científica y profesional fue designado Presidente de la Filial Provincial de la Sociedad Cubana de Anestesiología y Reanimación. Vale resaltar que fue pionero en el país en la aplicación de la anestesia peridural en recién nacidos, por el cual es recordado con respeto y admiración.

Es  meritorio señalar que en ocasión de celebrarse la II Jornada Provincial de Anestesiología y Reanimación en febrero del 2003 se le entregó la distinción de “Padre de los Anestesiólogos Camagüeyanos”. 

Por su trayectoria laboral intachable y sus méritos científicos recibió múltiples reconocimientos y condecoraciones entre los que se destacan:

Ø      1985- Medalla “Manuel Piti Fajardo”.

Ø      1998- Miembro de Honor de la Sociedad Cubana de Anestesiología y Reanimación.

Ø      1999- Medalla de reconocimiento por el XX Aniversario del Instituto Superior de Ciencias Médicas de Camagüey.

Se mantuvo brindando su vivo ejemplo hasta los 81 años. Se jubiló en diciembre de 2003 y falleció en mayo de 2004.

El profesor Dr. Humberto Sainz Cabrera, presidente de la Sociedad Cubana de Anestesiología y Reanimación al conocer de su fallecimiento expresó:

“Con profundo dolor hemos conocido del reciente deceso del Profesor Dr. Dalberto Lacoste Aguirre, Miembro de Honor de la Sociedad Cubana de Anestesiología y Reanimación y pionero en nuestro país de la aplicación exitosa de las técnicas de anestesia regional en niños.
Maestro de generaciones de anestesiólogos camagüeyanos, mereció el respeto ,la admiración y el cariño, no sólo de sus discípulos, sino de todos aquellos que tuvimos el placer de conocerle personalmente en sus múltiples virtudes y habilidad profesional.
Llegue a la Filial Camagüey de la Sociedad Cubana de Anestesiología y Reanimación( SCAR), nuestro más profundo pésame por la irreparable pérdida del más brillante de sus miembros.
A sus familiares nuestra más sincera condolencia
y simpatía”.