Archivo Médico de Camagüey 2006; 10 (4) ISSN 1025-0255

 

 

Instituto Superior de Ciencias Médicas “Carlos J Finlay” Camagüey.

 

 

CONOCIMIENTO Y USO DE LA MEDICINA TRADICIONAL Y NATURAL EN ENFERMERÍA

 

 

Msc. Digna M. Mustelier Rodríguez*; Msc. Teresa Banderas Vargas*; Lic. Nancy Castellanos Álvarez*; Dra. Olga Velázquez Tamayo**; Lic. Orlinda Luaces Angulo***

 

 

*   Licenciada en Enfermería. Máster en Medicina Tradicional y Natural .

** Especialista en Medicina General Integral.

***Licenciada en Enfermería.

 

 

RESUMEN

 

Se realizó un estudio analítico territorial en los servicios de salud correspondientes al programa de medicina tradicional y natural en el municipio de Camagüey desde marzo de 2000 a marzo de 2005, con el objetivo de determinar el nivel de conocimiento y uso de las diferentes técnicas y procederes de la medicina tradicional y natural (MTN.). El universo estuvo constituido por 976 graduados de enfermería, tanto licenciados como técnicos especializados o técnicos medios. La muestra contó con el 70 % del universo, a los cuales se les aplicó una encuesta anónima y un examen de competencia, con previo conocimiento de la jefa de enfermería provincial y de las unidades estudiadas. Las variables dependientes fueron: el nivel de conocimiento y el uso de las diferentes técnicas de la MTN; como variables independientes se evaluaron: la categoría ocupacional, las vías por las que se obtienen los conocimientos, la aplicación de la MTN y los criterios sobre la evaluación de los pacientes investigados. Los resultados de la encuesta y el examen evaluaron las variables de estudio. El nivel de conocimiento del uso de la MTN fue satisfactorio.

DeCS. MEDICINA TRADICIONAL; ENFERMERÍA EN SALUD COMUNITARIA; MODELOS ESTADÍSTICOS;  ESTUDIOS DE COHORTES

 

 

INTRODUCCIÓN

 

Se considera que las raíces de la enfermería se encuentran en Grecia (2000 a.n.e.) en plena sociedad esclavista, donde aparecen relatos Homéricos, Panacea, quién ayudaba a los sacerdotes del templo con los enfermos y heridos y seleccionaba las hierbas medicinales, también Eurícela, esclava a quién Ulises llamaba “buena enfermera “ayudaba en la desinfección de la casa con azufre.1

Cuba tiene la ventaja de contar con un sistema de salud único, fuera de las presiones y el interés mercantilístico, lo cual coincide con la definición de enfermería más antigua referida por Florence Nighttingaie en 1659: “…la enfermería tiene la responsabilidad de cuidar la salud de las personas y ponerlas en la mejor forma posible para que la naturaleza pueda actuar sobre ellas”.2

En 1993 el general de ejército y ministro de las FAR de nuestro país Raúl Castro Ruz, a través de la directiva No 8, instrumenta el desarrollo del programa de plantas medicinales. El 18 de enero de 1995 fue derogada al dictar él mismo la directiva No 26, pues hasta ese momento el trabajo y desarrollo de la medicina tradicional china y las plantas medicinales se desarrollaban en las FAR, pero era necesario generalizarlo y desarrollarlo en todo el país.

La directiva No 26 está presidida por el ministro de Salud Pública e integrada por el ministro de la Agricultura y el de Ciencias, Tecnología y medio ambiente. Es un instrumento de trabajo que norma qué hacer y cómo hacer en MTN para llevarla a un feliz cumplimiento.

El ministerio de Salud Pública de Cuba ha solicitado y orientado que se realicen investigaciones de los principales programas y estrategias de este ministerio; ¿cómo marcha en cada territorio?, ¿qué se ha logrado?, ¿qué no funciona?, ¿por qué?; en fin, investigaciones que permitan conocer el impacto que en cada territorio tiene cada uno de ellos.3-5,18

 

 

MÉTODO

 

Se realizó un estudio analítico territorial en los servicios de salud correspondientes al programa de medicina tradicional y natural en el municipio de Camagüey desde marzo de 2000 a marzo de 2005.

El universo estuvo constituido por 976 graduados de enfermería, tanto licenciados como técnicos especializados o técnicos medios. La muestra contó con el 70 % del universo, a los cuales se les aplicó una encuesta anónima y un examen de competencia, con previo conocimiento de la jefa de enfermería provincial y de las unidades estudiadas.

Las variables dependientes fueron: el nivel de conocimiento y el uso de las diferentes técnicas de la MTN; como variables independientes se evaluaron: la procedencia, la categoría ocupacional, las vías por las que se obtienen los conocimientos, la opinión que tienen sobre la evolución de los pacientes tratados con la medicna convencional e investigaciones que se realizaron en este sentido.

La información recogida se procesó en microcomputadora Pentium mediante paquete estadístico SPSS para Windows, se aplicaron estadísticas descriptivas, distribuciones de frecuencia y test de hipótesis de proporción.

 

 

RESULTADOS

 

Se estudiaron diferentes categorías profesionales, de los 519 encuestados, 246 eran técnicos (47.4 %), 164 licenciados (31.6 %) y 109 técnicos especializados (21 %) (Tabla 1).

 

  Tabla 1.Categoría ocupacional del personal de Enfermería.

Policlínico

Oeste

Previsora

Pirre

Centro

Categoría ocupacional

No.

%

No.

%

No.

%

No.

%

Profesionales

20

385

20

3.85

19

3.36

23

45

Tec. esp

30

5.78

30

5.78

15

2.89

16

31

Técnicos

10

1.97

11

2.11

34

6.55

37

7.1

Total

60

11.56

61

11.75

68

13.10

76

14.64

Policlínico

Finlay

Agramonte

Norte

Este

Categoría ocupacional

No.

%

No.

%

No.

%

No.

%

Profesionales

43

8.3

9

17.3

12

2.31

10 

1.92

Tec. esp

8

1.5

2

0.38

3

0.57

3

0.57

Técnicos

54

10

17

3.27

24

4.62

28

5.39

Total

10.5

20.2

25

5.39

39

7.51

41

7.89

  Fuente: Encuesta                                                                                                                          p=0.0385

 

 

La aplicación de los procederes de la MTN fue significativa, 178 encuestados refirieron conocer sobre esta disciplina, de ellos 120 la aplica (67.42%) y 58 no la aplica (32.58 %), según la categoría ocupacional predominaron 54 técnicos (30.34 %).seguidos de 47 profesionales (26.40 %). Se compararon los encuestados que la aplican con los que la conocen, de los cuales 24 eran técnicos especializados (79.17 %) ,67 profesionales (70.15%) y 87 técnicos (62.02 %) (Tabla 2).

 

  Tabla 2. Aplicación de la MTN según categoría ocupacional

Categoría ocupacional

Aplica

No aplica

Total

Aplican/conocen

No

%

No

%

No

%

%

Profesionales

47

26.40

20

11.24

67

37.64

70.15

Técnicos. especializados

19

10.67

    5

2.80

24

13.48

79.17

Técnicos

54

30.34

33

18.54

87

48.88

62.07

Total

120

67.42

 58

32.58

178

100

67.41

  Fuente: Encuesta                                                                                                        *p=3.569E-07

 

 

Según el criterio que posee el personal de enfermería en cuanto a la evolución de los pacientes tratados con MTN en comparación con la Medicina Convencional, se precisó que de 249 encuestados, 210 (84.33 %) son del criterio de que la evolución de los pacientes tratados con técnicas de MTN es mejor, 30 no poseen criterio de cómo evolucionan los pacientes  (12.04 %) y ningún encuestado manifestó el criterio de peor en la evolución (Tabla 3).

 

  Tabla 3. Criterio sobre evolución de los pacientes tratados con MTN en relación con la medicina convencional

Criterio

Profesionales

Tec. Esp

Técnicos

Total General

 

No

%

No

%

No

%

No

%

Mejor

120

23.12

55

-

108

-

363

69.94

Igual

27

5.20

28

5.39

22

4.23

77

14.83

No tiene

17

3.27

26

5

36

6.93

79

15.83

Total

164

31.59

109

21

246

47.39

519

100

  Fuente: Encuesta                                                                                                           *p=0000E+00

 

En el examen de competencia resultaron relevantes la Fitoterapia, seguida de la Digitopuntura y la Fangoterapia (Tabla 4).

 

  Tabla 4. Resultado final del examen de competencia según vertientes de la Medicina Tradicional y Natural

Vertientes

Satisfactorio

No satisfactorio

No

%

No

%

Bioenergéticas

159

39.45

244

60.55

Ventosas

100

24.81

303

75.19

Digitopuntura

253

62.78

150

37.22

Fangoterapia

251

62.28

152

37.71

Fitoterapia

339

84.12

64

15.88

  Fuente: Examen de competencia                                       *p=8.166E-06   **p=0.0113

 

 

DISCUSIÓN

 

Se analizaron los resultados de la investigación en cuanto al conocimiento y uso de la medicina tradicional y natural en enfermería, territorio camagüeyano. predominaron los técnicos en las tres policlínicas estudiadas, cuestión justificada porque los recursos humanos en Enfermería mayoritariamente son de esta categoría ocupacional, luego existió incremento de los enfermeros universitarios, pues paulatinamente desde 1976 que se inicia la Licenciatura en enfermería en La Habana, la cual se descentraliza iniciándose en Camagüey en el curso 1982-83 con el curso para trabajadores seguido de los cursos regulares diurnos, el curso 1987-88 eleva la calidad de la atención de enfermería en todas las especialidades incluyendo la MTN.6, 7

Existió dominio de la información y los conocimientos sobre MTN según los resultados de la encuesta y el examen de competencia, esto obedece que desde los años 90 se comenzaron a desarrollar los cursos básicos y diplomados para el personal de enfermería por la necesidad de aplicar estos procederes en las unidades de salud. 8

Se aprecia que la aplicación de los procederes de la MTN es elevado en los últimos años, las áreas de salud poseen un por ciento considerable en el personal de enfermería capacitado, dando cumplimiento al acuerdo 42/82 del Consejo de Ministros. Es importante destacar que aún existe personal que conociendo estas técnicas no la aplican lo que frena el desarrollo de la especialidad.9-12

El criterio sobre la mejoría en las evoluciones de los pacientes tratados con procederes de la MNT en comparación con la Medicina convencional es elevado en todas las categorías ocupacionales aún en los que no aplican éstas, lo que demuestra la eficacia, inocuidad, credibilidad y valor científico de las mismas demostrados por sus promotores y ejecutores tanto en la asistencia como en la docencia.

El resultado final del examen de competencia fue similar en las áreas estudiadas, según las categorías fue evidente el porciento elevado de resultados satisfactorios en las vertientes de Fitoterapia, Fangoterapia y Digitopuntura, y no así en las restantes, pues se debe continuar trabajando para que el personal de enfermería analice y profundice en los razonamientos científicos en cada uno de los procederes de la MNT.

 

 

CONCLUSIONES

 

1.        La categoría ocupacional fue la de técnicos.

2.        El nivel  de información sobre la MTN  fue satisfactorio en todas las categorías ocupacionales.

3.        Se destacaron en conocimientos según áreas de trabajo, los consultorios y las consultas.

4.        La fuente fundamental de obtención de conocimientos fueron los cursos básicos.

5.        Los procederes de la MTN más conocidos fueron la Digitopuntura, Acupuntura, Ventosa, Fitoterapia y maxibustión.

6.        Según la evolución de los pacientes, prevaleció el criterio que evolucionan mejor con tratamiento de MTN que con la medicina convencional.

7.        Las vertientes que obtuvieron mayores resultados satisfactorios fueron la Fitoterapia, Digitopuntura y Fangoterapia.

8.        Las áreas de salud con mejores resultados en conocimientos y aplicación de la MTN fueron las policlínicas Finlay, Pirre y Mella.

 

 

ABSTRACT

 

An analytic territorial study of health care services provided through the Alternative Medicine Program implemented in the municipality of Camagüey was conducted from March 2000 to March 2005 to assess the knowledge and use of alterative therapies. 978 persons from the field of nursing (nurses with and without a bachelor’s degree) were enrolled for the universe. The sample amounted to 70 % of the universe (619). Participants in the study were surveyed and administered and examination of competence in the topic with the consent of the Municipal Head of Nursing. Dependent variables were: Knowledge of and use of alternative therapies. Independent variables were: occupational  category, knowledge, alternative medicine application, criteria for patient follow-up, research done. Information gathered through the survey and the competence examinations, designed to match the objectives, was processed through statiscal model, which evaluated the results from the variables being studied. Knowledge and use of alternative therapy were satisfactory.

DeCS: MEDICINE/RADITIONAL; COMMUNITY HEALTH NURSING; MODELS STATISTICAL; COHORT STUDIES

 

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

 

1.        Amaro Cano MC. Esbozo histórico de los principales conceptos actuales utilizados en enfermería. Rev. Cubana de Enfermería 1994; 10 (1): 45-9.

2.        Forum de un grupo de estudio de la OMS. La enfermería más allá del año 2000 Ginebra: OMS 1993; 385-7

3.        Cuba. Ministerio de las Fuerzas Armadas Revolucionarias. Directiva No 26. 16 de enero de 1995

4.        Palomino Castells J. Medicina tradicional asiática. T2. Preparación para la defensa. La Habana: Editorial Ciencias Médica; 2002.p.183-90.

5.        Hacia una perspectiva  cubana de Medicina Tradicional y Natural. La medicina bioenergética y naturalista en la asistencia y prevención primaria en las condiciones de desastres [8 de mayo de 2006] Disponible en: http//cencomed.sld.cu//bionat-2006

6.        Amaro Cano MC. Enfermería a partir del triunfo de la revolución. En: Historia de la Enfermería. La Habana: Editorial Ciencias Médicas; 2004.p.73-9.

7.        MINSAP. Objetivos, propósitos y directivas para incrementar la salud de la población cubana.1992-2000.La Habana: MINSAP; 1991.

8.        Fernández VA. Calidad y tendencias en salud. RM del cobre 2001; 1(2):25-69

9.        Inoue A. Una terapia del tao del universo. Acupuntura y moxibustión. Nicaragua: Centro latinoamericano de estudios de Biosalud; 2001.p. 2-7.

10.      Pargas Torres F. Enfermería en la medicina natural y tradicional. La Habana: Ecimed; 2000.p. 1-3, 19-21.

11.     C Dovale Borjas. Elementos básicos de medicina bioenergética para estudiantes de Ciencias Médicas. Habana: Editorial  Ciencias Médicas; 2002.p. 7-9.

12.     Medicina alternativa. TI. México: Grupo editorial; 2000.p. 69-76.

13.      Medicina alternativa. TII. México: Grupo editorial; 2000.p 5-15.

14.     Jorge Sosa E. Acupuntura práctica familiar. La Habana: Editorial Científico Técnica; 2001.p. 13-20.

15.     Cuba. Ministerio de Salud Pública. Programa Nacional para el desarrollo de la Medicina Tradicional y Natural;  1996

16.     Cuba. Ministerio de Salud Pública. Objetivos fundamentales de trabajo para el trienio 1998-2000; 1997.

17.     Cuba.  Ministerio de Salud Pública. Resolución  Ministerial No 9. 4 de febrero de 1997.

18.     MINSAP. Guía para la evaluación del Programa de Medicina Tradicional y Natural de las provincias y municipios. La Habana: MINSAP; 1999.

19.     Carpeta Metodológica de Enfermería. La Habana: MINSAP; 1998.

20.     Orientaciones metodológicas para la introducción de los contenidos en Medicina Tradicional y Natural en las asignaturas propias de la profesión  (Licenciatura  en Enfermería). La Habana: MINSAP; 1997-1998.

 

            Recibido: 24 de marzo de 2005

            Aceptado: 9 de mayo de 2006.

 

          Lic. Digna Marina Mustelier Rodríguez. Calle San Ramón Norte #77ª   e/ San Patricio y Padre Valencia.

         CP 70100

          dmr@finlay.cmw.sld.cu