Archivo Médico de Camagüey 2006; 10 (5) ISSN 1025-0255

 

 

 Policlínica Comunitaria Docente “Ignacio Agramonte”Camagüey.

 

 

 

Asma Bronquial: Algunos factores asociados a su grado de severidad

 

 

Dr. Alexis Osmanis Medina Quesada*; Dr. Ismael Ferrer Herrera**;  Dr. Alberto A. Llanes Rodríguez***; Dr. Orlando Suárez Ramírez*; Dra. Nurys V. Quevedo Arnaiz*

 

 

*           Especialista de I Grado en Medicina General Integral.

**         Especialista de II Grado en Medicina Interna. Profesor Titular.

***       Especialista de I Grado en Medicina General Integral.Profesor Instructor.

 

 

RESUMEN

 

Se realizó un estudio descriptivo transversal para relacionar el grado de severidad del asma bronquial y algunos factores asociados en 173 asmáticos, de los consultorios 10 y 26 del Policlínico “Ignacio Agramonte” del municipio Camagüey, durante el año 2003. Las variables estudiadas fueron los grupos de edades, sexo, factores contribuyentes, desencadenantes y clasificación según grado de severidad, se recogieron en una encuesta y los datos se procesaron automatizadamente. Los resultados mostraron un predominio del asma bronquial en el grupo de edades de uno a nueve años (25.43 %) y de 10–19 años (23.70 %); de los intermitentes leves (43.35 %) y persistentes leves (21.97 %), del empleo del kerosene, carbón o leña (71.09 %) entre los factores contribuyentes y de los cambios climáticos (82.08 %) entre los desencadenantes. La exposición al tabaquismo entre los factores contribuyentes y a los cambios climáticos, los alérgenos inhalados, los ejercicios, los alimentos y los factores psicológicos entre los desencadenantes, se relacionaron con el aumento de la severidad del asma bronquial.

DeCS: ASMA/etiología; ÍNDICE DE SEVERIDAD DE LA ENFERMEDAD

 

 

INTRODUCCIÓN

 

Actualmente existe un consenso amplio para considerar el asma bronquial como una enfermedad inflamatoria crónica de las vías aéreas, que cursa con un aumento de la respuesta de las mismas (hiperreactividad bronquial), en la cual intervienen varios tipos celulares, particularmente mastocitos, eosinófilos y linfocitos T que se manifiestan fisiopatológicamente por una obstrucción de dichas vías de forma reversible.1,2,3

Resulta paradójico que a pesar de los grandes adelantos en el conocimiento de la enfermedad, causas y mecanismos básicos, las tasas de morbilidad aumentan inversamente proporcional a los avances científicos alcanzados y frente a la multitud de nuevas modalidades terapéuticas. 4,5

Estudios realizados muestran una prevalencia en Estados Unidos y los países del norte de Europa del 5 %; Europa Occidental y países mediterráneos del 1 al 4 % ; Australia y Nueva Zelandia del 6.8 al 9.7 %.6 Mientras en América Latina la cifra varía del 5.7 al 16.5 %.7 Investigaciones en Cuba de los doctores Rodríguez de la Vega et al 8 reflejan una prevalencia del asma bronquial en la población cubana de 8.24 % (8.5 % en la población urbana y 7.5 % en el área rural) con valores superiores a la media nacional en zonas marítimas e inferiores en  montañosas 9; la prevalencia en Camagüey es de 6.7 % .10

El asma bronquial es el trastorno pulmonar crónico más frecuente y afecta a personas de todas las edades.11 En casi el 50 % el pico de inicio se localiza por debajo de los diez años de edad.12 Durante la infancia la enfermedad incide más en el sexo masculino, relación que se iguala durante la adolescencia para acabar invirtiéndose a partir de los 30 ó 40 años.13

Algunos autores 1,4 han dividido los factores de riesgo del asma bronquial en dos grupos, muchas veces relacionados entre sí, los contribuyentes son aquellos que por intervenir de alguna forma en el origen, son responsables de algunas manifestaciones clínicas que caracterizan la enfermedad (antecedentes patológicos de asma, contaminación ambiental, animales domésticos, tabaquismo, entre otros) y los desencadenantes, identificados por los pacientes como responsables del inicio de una crisis de asma bronquial (cambios climáticos, alergenos inhalados, infecciones, ejercicios, medicamentos, alimentos, factores psicológicos, etc.).

Para establecer la relación entre el grado de severidad y algunos factores contribuyentes y desencadentes  del asma bronquial, se realizó el presente estudio.

 

 

MÉTODO

 

Se realizó un estudio descriptivo transversal en los consultorios 10 y 26 del Policlínico Comunitario “Ignacio Agramonte” en el municipio Camagüey, para establecer la relación entre el grado de severidad del asma bronquial y algunos factores contribuyentes y desencadenantes, entre enero y diciembre del año 2003.

El universo de estudio estuvo constituido por 173 pacientes dispensarizados como asmáticos en los consultorios 10 y 26 del policlínico referido, las historias clínicas familiares e individuales constituyeron la fuente primaria de los datos. Para la selección de los consultorios se tuvo en cuenta la diferencia existente entre ambas comunidades, en cuanto a la situación socioeconómica y ambiental. Se incluyeron los pacientes pertenecientes a los consultorios mencionados, dispensarizados como asmáticos y que estuvieron de acuerdo en responder las interrogantes. La encuesta confeccionada  fue el registro primario definitivo, las variables  estudiadas  fueron grupos de edades, sexo, factores contribuyentes, factores desencadenantes y la clasificación clínico– funcional del asma bronquial según el grado de severidad.

Los datos se procesaron por medios automatizados mediante el programa estadístico Microstat para confeccionar el fichero y hallar estadísticas descriptivas de distribución de frecuencia en número y por ciento.

 

 

RESULTADOS

Con respecto al sexo no hubo diferencias (49.13 % para el sexo masculino y 50.89 % para el femenino).Predominaron los grupos de edades de uno a nueve y de diez a 19 años, con el 25.43 % y el 23.70 %, respectivamente, lo que mostró un predominio en las edades más jóvenes (Tabla 1).

 

Tabla 1. Distribución según grupo de edades

Grupo de edades

(años)

No.

%

< 1

3

1.73

1 -9

44

25.43

10 – 19

41

23.70

20 – 29

20

11.50

30 – 39

26

15.03

40 – 49

15

8.67

50 – 59

12

6.94

60 y más

12

6.94

Total

173

100.00

Fuente: Encuestas

 

Con excepción de los animales domésticos (46.82 %) todos los factores contribuyentes investigados estuvieron presentes en más del 50 % de los pacientes, predominó el kerosene, carbón o leña  en la elaboración de los alimentos (71.09 %) y el tabaquismo fue el factor que más se relacionó con el aumento de la severidad del asma (67.63 %). Con relación a los factores desencadenantes predominó la respuesta a los cambios climáticos, la exposición a alergenos inhalados y las infecciones respiratorias en más de la mitad de los enfermos, mientras que casi todos los factores desencadenantes estudiados (psicológicos, ejercicios, alergenos inhalados, alimentos y clima) se asociaron al incremento de su severidad

 

Tabla 2. Distribución según factores contribuyentes y desencadenantes

Factores asociados

No.

%

Contribuyentes

 

 

Cocina kerosene. carbón o leña

123

71.09

Tabaquismo

117

67.63

APF de asma bronquial

104

60.11

Vivienda húmeda y/o polvorienta

92

53.14

Animales domésticos

81

46.82

Desencadenantes

 

 

Clima

142

82.08

Alergenos inhalados

104

60.12

Infecciones respiratorias

88

50.87

Ejercicios

26

15.03

Alimentos

19

10.98

Factores psicológicos

12

6.94

Medicamentos

3

1.73

 Fuente: Encuesta

 

 

 

Según la relación de los factores contribuyentes con la  severidad del asma bronquial, la asociación que más porcentaje tuvo de asmáticos severos fue la del tabaquismo con el 28.20 % por encima del 21.97 % de persistente severo en la serie estudiada. En cuanto al comportamiento de los pacientes estudiados según la severidad, los intermitentes leves representaron el 43.35 % (75 pacientes), 38 fueron persistentes leves y severos (21.97 %) y 22 persistentes moderados (12.72 %) (Gráfico 1).

 


   Gráfico 1. Factores contribuyentes

 

 

 

El porcentaje de asmáticos severos fue mayor (21.97) en presencia de todos los factores desencadenantes estudiados, con excepción de las infecciones respiratorias y los medicamentos, en tanto los persistentes moderados fueron superiores (12. 72 %) en presencia del ejercicio (19.23 %) y los alimentos como factor desencadenante (15.78 %) (Gráfico 2).

 


  Gráfico 2. Factores desencadenantes

 

 

DISCUSIÓN

 

En la serie estudiada la mayor frecuencia de asmáticos correspondió a las edades más jóvenes, lo que coincidió con el estudio del cubano Licea Díaz 15 y los reportes internacionales de un estudio multicéntrico de prevalencia de asma en niños de Perpiña M.12 y Salmun N. et al.16 Los asmáticos estudiados no mostraron diferencia en cuanto al sexo, sin embargo, otros autores nacionales 8,9,14 y extranjeros13,16 coinciden en señalar que aunque no hay diferencias globalmente, predomina el sexo masculino en menores de diez años, se iguala en la adolescencia y se invierte en la adultez.

Entre los factores contribuyentes que se presentaron con más frecuencia predominaron los modificables como el empleo de keroseno, carbón o leña para cocinar, el tabaquismo y la humedad y el polvo en la vivienda. Páez Pratz14 et al en 1998 obtuvieron resultados parecidos en Ciudad Habana al igual que Salmun N et al 16 y Toren K 17 en Argentina y Suecia, respectivamente. Ulrik CS 18 consideran que la exposición activa y pasiva al tabaco no incrementa el riesgo de asma.

Los cambios climáticos, los alergenos inhalados, y las infecciones respiratorias constituyeron los factores desencadenantes más frecuentes. Páez Pratz14 coincide con los resultados respecto al clima. Salmun N et al 16reportan similares resultados.

De acuerdo con la clasificación según severidad, predominaron las formas leves (intermitentes y persistentes), lo que constituyó entre ambos casi las dos terceras partes de los asmáticos estudiados. El tabaquismo fue el factor contribuyente que más se relacionó con el aumento de la severidad del asma, mientras que casi todos los factores desencadenantes estudiados (psicológicos, ejercicios, alérgenos inhalados, alimentos y clima) se asociaron al incremento de su severidad, en la bibliografía revisada no se encontraron reportes similares.

 

 

ABSTRACT

 

A cross-sectional study was conducted in 2003 to assess the severity rate of bronchial asthma and associated factors in 173 patients from the 10 th and 26 th doctor offices bran that are of the “dependencies Ignacio Agramonte” Polyclinic Municipality of Camagüey live the survey which was computer processed included age groups, sex, contributing factors, triggering factors, and classification by severity. Results showed prevalence of bronchial asthma among age groups 1-9 years (25.43 %) and 10-19 years (23.70 %), prevalence of mild interments (43.35 %) and mild persistent (21.97 %), prevalence of kerosene, coal or fire wood-fueled cookers as contributing factors, and prevalence of climatic changes as triggering factors. It was concluded that exposure to tobacco smoke (among contributing factors) to climatic changes, to alergene inhalation, along with certain physical exercise, certain foodstuffs, and psychologic factors (among the triggering factors) were related to an increase in bronchial asthma severity.

DeCS: ASTHMA; SEVERITY OF ILLNESS INDEX

 

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

 

1.        Grupo latinoamericano para el estudio y el tratamiento del asma Consideraciones prácticas para el diagnóstico y tratamiento del asma .Caracas-Venezuela; 1999.

2.        Munukata M, Kawakami Y. Concept, definition and diagnosis of bronchial asthma. Asian Medical Journal 1997; 40(5):238.

3.        Boza L, Díaz P. Diagnóstico de asma en niños. Rev Chil Enf Respir 1995; 11(3):141-43.

4.        Galmani J, Vinnesa M, Mindel E. Mortalidad por asma bronquial. Arch Argentinos de    alergia e inmunología clínica 1996; 27(2):1.

5.        Berinhs Río E.M, Gallo PR, Franco de Sequeira A. Asthma mortality in the city of Sao Paulo, Brazil. Rev Saude Pública 2002; 36(2):149-54.

6.        Khaled NA, Enarson D, Bousquet J. Chronic respiratory diseases in developing countries: The burden and strategies for prevention and management. Bulletin of the World Health Organization 2001; 79(10):971-79.

7.        Baeza Bacab MA. Prevalencia del asma en niños escolares de Mérida, Yucatán. Rev. Panamericana de Salud Pública 1997; 2(5):299-302.

8.        Rodríguez de la Vega A, Tejeiro FA, Rubi A. Investigación de la prevalencia nacional de asma bronquial en Cuba .Rev. cubana Adm. Salud 1983; 9(2):95-118.

9.        Cuba. Ministerio de Salud Pública. Estadísticas del grupo nacional de asma bronquial. La Habana: Editorial Ciencias Médicas; 1995.

10.     Cuba. Ministerio de Salud Pública. Anuario Estadístico. La Habana: Editorial Ciencias Médicas; 1998.

11.     Lawlor Glenn J, Tashkin Donald P. Asma. En: Lawlor J, Ficher TJ. Manual de alergia e inmunología. 2ed. España: Salvat; 1990 .p. 139-201.

12.     Perpiña M. Asma, definición, categorías e historia natural. España: MRA SL; 1997.p:15-29.

13.     Castillo JG., Martínez JG. Cuestiones claves del asma bronquial. España: BASF Pharma, 1996.

14.     Páez Pratz IA, Rodríguez Vázquez JC, Pino Alfonso PP, Gassiot Núñez C, Placeres Fajardo A. Características clínico-epidemiológicas de pacientes asmáticos de una consulta especializada. Rev. Cubana Med 1998; 37(4):212-6.

15.     Licea Díaz O. Usted puede vencer al asma. La Habana: Editorial Científico Técnica.; 2001.p:63-4.

16.       Salmun N, Faviani J, Cortigiani L, Kohan M, Neffen H, Núñez J, et al . Prevalence of asthma in Argentine Children-A Multicenter Study Allerg and Clin-Inmunol Int 1999; 11(3):79-81.

17.       Toren K, Hermansson BA. Incidence rate of adult-onset asthma in relation to age, sex, atopy and smoking: Swedish population. base study of 15813 adults Int. J Tuber Lung Dis 1999; 3(3):192-97.

18.       Ulrik CS. Prognosis and risk factors for bronchial asthma. Danish Medical Bulletin 1998; 45(5):480-94.

 

 

Recibido: 13 de abril de 2005.

Aprobado: 3 de noviembre de 2005.